Ocho cosas para que tu hijo obedezca más y mejor | Blog | Coincidir
1212
post-template-default,single,single-post,postid-1212,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive

Ocho cosas para que tu hijo obedezca más y mejor

Educar es una aventura. Cada hijo es un mundo y lo que sirve con uno igual no funciona con otro. Hay muchas formas y muchos consejos.

Consejos para educar a los hijos

Aquí dejamos unos cuantos que son interesantes y que pueden ayudaros en esta tarea tan importante.

1- Convertir algunas órdenes  que debe obedecer en un juego, es decir, proponerle por ejemplo: “¿cuánto tiempo crees que tardarás en recoger tus juguetes? Preparados, listos, ya…. Muy bien, solo has tardado cuatro minutos. Eres una ayudante magnífica.”

2- Elogiar cada vez que haga lo que se le ha pedido y en el tiempo que se le ha pedido.

3- Supervisar que lo que se le ha pedido lo está haciendo bien. Siempre hacerlo de forma útil y positiva. Si se prefiere se pueden hacer “inspecciones” cuando ha terminado lo que se le ha pedido.

4- Y si no hay respuesta, habrá consecuencias:

  • Utilizar un tiempo de respuesta de 5 segundos. Si tu hijo ya ha ignorado previamente las órdenes de los padres, se ha de introducir un tiempo límite para que responda. Contad hasta cinco. Si no ha contestado o no ha hecho lo que se le pide y empieza a hacerlo en el momento en que habéis terminado de contar, repetid la orden de nuevo. Después darle a escoger entre dos alternativas. Por ejemplo: Debes recoger los juguetes ahora, o te vas castigada y los recoges más tarde.
  • Guiarlo con la mano. Si se escoge esta alternativa, repetid las órdenes al final del periodo de cinco segundos y después se coge de la mano al niño y se le pone en acción.
  • Utilizar el tiempo fuera de juego o en el rincón. Durante un tiempo se puede utilizar el tiempo fuera de juego. Después, haced que vuestro hijo haga lo que se le había pedido.
  • Utilizar la sobrecorrección. Si vuestro hijo no sigue las instrucciones es que quizás no sabe cómo hacerlo y, por tanto, es conveniente hacerle practicar el quehacer repetidamente, supervisándolo.

Eva María Aguirre

Logopeda y especialista en dificultades de aprendizaje



Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar