Entrevista en San Jorge Digital - Instituto Coincidir
452
post-template-default,single,single-post,postid-452,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.4,vc_responsive

Entrevista en San Jorge Digital

Acabamos de leer la entrevista a nuestra directora María Álvarez de las Asturias en el Boletín Digital de la Parroquia de San Jorge.

Es habitual que en este boletín se realicen entrevistas a personas relacionadas con la parroquia pero acaban de empezar un nuevo tipo de entrevistas centradas en lo profesional.

 

¿Qué es y por qué surge “Coincidir”?

Coincidir es el nombre de un Instituto de Orientación Personal y Familiar que surge para dar respuesta a una necesidad: ayudar a los matrimonios y familias en dificultades. Las ayudas que existen son todavía insuficientes o, al menos, a mí me lo parece. Aunque ya estaba trabajando con matrimonios en dificultades, llevaba un tiempo pensando que tal vez podía hacer algo más. Escuchar a Benedicto XVI en Cuatro Vientos me decidió a meterme en más líos y así empezó Coincidir.

 

¿Qué relación tiene con tu trabajo como “defensora del vínculo”?

Llevo 15 años trabajando en el Tribunal Eclesiástico de Madrid y desde el principio, viendo el sufrimiento que producen las rupturas matrimoniales, quise involucrarme en la prevención: ayudar a las personas ante las dificultades que puedan encontrar en su vida matrimonial y familiar, para que encuentren soluciones, ayudando a evitar el sufrimiento que estos problemas causan en las familias. Porque cuando un matrimonio se rompe, todos sufren.

Conocí así los COF (Centros de Orientación Familiar) diocesanos y llevo más de 10 años colaborando activamente con la Fundación COF Getafe. Los COF son la respuesta de la Iglesia para ayudar a las personas y familias en las dificultades de su vida personal, matrimonial y familiar. Generalmente en su actividad tienen varias vertientes: 1. consultas de orientación familiar; 2. Servicio a la vida: educacion afectivo-sexual, conocimiento de la fertilidad, atención a madres en riesgo de aborto y acompañar para sanar el síndrome post- aborto; 3. Formación: para el fortalecimiento del matrimonio, la familia, la educación de los hijos… como prevención.

 

¿Podría tratarse de un “COF privado”?

Es verdad que los COF diocesanos hacen un gran trabajo; de hecho, sigo colaborando con la Fundación Cof Getafe. Pero me parece que hay algunas barreras que impiden a muchas personas recibir la atención que necesitan cuando la orientación se presta en una sede vinculada a la Iglesia (parroquias) o con un carácter claramente eclesial (por ejemplo si no son creyentes; o uno de los miembros del matrimonio o familia sí pero otro no). Esto supone que no llegamos a ayudar a un número enorme de familias, que tendrían menos reparos en acudir a un centro de orientación profesional que no fuera una iniciativa diocesana.

Desde mi punto de vista hay otra barrera que impide a muchas personas pedir ayuda: los reparos ante la posibilidad de acudir al psicólogo. Por eso, me pareció que podría ser conveniente diferenciar claramente la orientación familiar y la terapia psicológica. Y así, en Coincidir no hacemos terapia psicológica; colaboramos con psicólogos clínicos que intervienen si es necesario, pero atendiendo al paciente en su propia consulta.

Pretendo que así quede claro que hay dificultades que no necesitan tratamiento clínico; y otras que sí lo necesitan, pero ese tratamiento debe ser completado con una atención integral a la familia porque lo que afecta a uno de sus miembros repercute en todos.

Además, incluso en quien necesita asistencia psicológica o psiquiátrica, muchas veces es más fácil tomar conciencia de esta necesidad de forma gradual, a través de la orientación que va poniendo de manifiesto otras necesidades de ayuda.

 

Para ir a “Coincidir”: ¿Hay que estar en “crisis total” del matrimonio?

En este sentido decirte que otro motivo para decidirme a abrir Coincidir es que generalmente las personas piden ayuda, psicológica o jurídica, cuando ya están pensando en separarse. Nosotros queremos llegar mucho antes: ayudar cuando empieza a haber cansancio, desgaste en la relación; cuando se encuentran desbordados por algo que solos no pueden solucionar; pero sin que esto sea motivo para una separación: queremos ayudar a que lo solucionen y vuelvan a vivir su relación felizmente. Por eso no sólo atendemos problemas conyugales (comunicación, discrepancias, problemas de cualquier tipo), sino también dificultades de los hijos, situaciones de enfermedad o duelo por un miembro de la familia, dudas o dificultades en el noviazgo…

Así nace Coincidir: es un servicio profesional de ayuda a las personas y familias, una ayuda eficaz que es un beneficio para la sociedad; prestado por profesionales de la orientación familiar con gran formación y experiencia que saben lo que hacen y lo hacen bien, porque la gran mayoría de las personas que solicitan esta ayuda superan sus dificultades.

 

¿Qué hacéis, concretamente, en Coincidir?

1) Sesiones de orientación familiar; 2) Dar formación a nuevos profesionales con prácticas a través de convenios con universidades; 3) Ayudar a sacerdotes y profesores para que conozcan bien cómo combinar la dirección espiritual/ orientación escolar con la orientación familiar; 4) Escuelas de padres para implantar en colegios y en parroquias, charlas, artículos; 5) Cursos de educación afectivo sexual en colaboración con la Fundación Desarrollo y Persona.

 

¿Por qué ese nombre?

Coincidir es el título de una canción que oí por primera vez en un encuentro con universitarios reunidos con su capellán. Me gustó mucho y desde entonces la escuché constantemente durante un tiempo.

Se la envié a una amiga que pasaba un mal momento y me dio las gracias diciéndome que Coincidir es Providencia. Y es verdad: lo que muchos consideran coincidencias nosotros sabemos que es Providencia.

Cuando buscaba el nombre para este proyecto, puse el CD del coche y sonó la canción. Me pareció muy providencial porque resume bien lo que hacemos: ayudar a las personas a llegar a un acuerdo (coincidir); ayudar a cambiar una situación actuando sobre la realidad: co-incidir, porque no les damos la solución, trabajamos con ellos para encontrarla.



Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar